En los camiones de carga existen diversos tipos, los cuales solucionan las necesidades de transportación, según los requerimientos que se soliciten.

Estos son los tipos de camiones:

Camiones rígidos:

Estos vehículos son los que más se usan en la ciudad, debido a sus tamaños más maniobrables. Su estructura es una sola pieza, donde la caja no se puede retirar del camión, por lo cual, si decides cambiar el peso de la carga, se tendría que cambiar de transporte si el elegido al principio no soporta el peso.

Son ideales para transporte urbano como muebles y paquetería, ya que se mueven rápido en la ciudad y no tienen problemas con cruzar túneles y debajo de puentes urbanos debido a su altura promedio.

Camiones articulados:

Estos vehículos poseen como mínimo dos estructuras rígidas que permiten manejar en carretera con mayor facilidad y cambiar el tipo de carga sencillamente. Suelen tener una articulación central que permite dar vueltas en carretera sin tener riesgos que la carga o el vehículo caigan y se dañen.

Tractocamiones:

El tractocamión es el vehículo más referenciado para viajar en carretera, capaz de transportar cargas pesadas por horas y llegar a su destino con seguridad y rapidez. Tiene la facilidad del intercambio de la caja, donde se pueden transportar desde máquinas, tráileres, plataforma, hasta ganado.

En Refacciones Diésel Observatorio tenemos las refacciones que requieras en tu unidad.